Ojos de Serpiente: El Juego

Durante algunos minutos, Miguel contempló con calma la forma en que los colores del monitor frente a sí le denotaban el silencio de su interlocutora