Ojos de Serpiente: Antídoto (Parte 2)

«De: Katherin

Para: Miguel

Nota: Espero que ELLA misma te de las razones por las cuales te debes quitar las vendas que ahora mismo cubren tus ojos.

Hola, Miguel, no sé qué tan importante te parezca el contenido de esta carta, solo espero que comprendas las razones de mi partida, siendo estas un poco personales con respecto a Sofía, razones que, desde hace mucho tiempo, conoces y que espero que las recuerdes y comprendas, al menos, mi realidad frente a ella.

Partamos de que sabes que, como amigo, te aprecio y te valoro por quién eres y prácticamente eso quise dejar claro con mi partida porque, cuando me retiré, no fue con un mensaje de “Adiós por siempre”, sabía que aquella mujer te haría daño, te haría sufrir y que te vendaría los ojos frente a lo que Alma, John y yo te advirtiéramos en el proceso.

De por sí, no la conozco personalmente, pero no se me escapa saber que ella muestra su cara de mariposa tierna y delicada que conquista y que trata de mostrarse como una “niña buena” ante el mundo, que busca causar lástima en la gente; te he de aclarar que no la ataco, simplemente espero que abras los ojos que, por alguna razón, te cerró con las palabras “Soy una niña buena y todas esas bestias simplemente me atacan”, refiriéndose, por supuesto, a Alma, John y a mi persona.

Te lo aseguro, pasaron mil imágenes por mi cabeza cuando vi la foto de ustedes dos, te vi enredado, mal, desdichado con una mujer que definitivamente, no te convendría, alguien que sabes bien que me había tomado la molestia de analizarla y, si bien lo hice con John, traté de hacerlo contigo, siempre fue advertirte del peligro en esa que, a la luz de los hombres, se veía “buena”, pero que a mis ojos siempre se vio como una mujer que lo único que buscaba era dañar y entorpecer la vida de quienes la rodeaban.

En todo caso, espero que con un poco de historia se te refresque la memoria de quién puede llegar a ser ella para mí, que comprendas que, mientras ella esté en tu sombra, yo no me acercaré a tus recuerdos y que, cuando te des cuenta de quién es en realidad para mí, sabrás que mis acciones y las acciones de quienes se alejan de ti, no son por pendejadas, hay mucho detrás de esa cara felina y esa mirada hipnótica.

…El nombre de Sofía, lo escuche mencionar desde hace un par de años, para entonces la nena había estado con Eric, gran amigo, a quien ambos apreciamos como tal, no me había interesado en absoluto su existencia, la verdad, no la veía como competencia y mucho menos como alguien que fuese a molestarme la vida.

Sin embargo, así como dice el grupo «Maná», las mariposas son Traicioneras y, desde el momento donde vi que aquella mujer estaba “celosa” de la relación que aún existía entre Alexander y yo, la quise alejar de mi vida, ya era suficiente con pensar que la relación de ambos estaba por terminar como para adicionarle el que alguien como ella apareciera.

Empiezo yo a notar el tipo de comunicaciones que ella tenía con Alex, ”Cariñito esa canción me encanta… Si, cariño, gracias… Ay, corazón, que linda imagen… JAJAJA, me encanta como escribes, cariño mío”… ¡¿EN SERIO?! ¿Crees que me la trago viendo cómo una mujer que, aún sabiendo sobre mi existencia, que no había siquiera entrado al núcleo social nuestro (o al menos el de Alex) le estuviera coqueteando y lo estuviera tratando como si lo quisiera para ser su pareja? ¡Ni de riesgos! Desde ese momento esa mujer dejo de ser punto de confianza para mí y no ha cambiado hasta ahora ni creo que cambie, me conoces un poco, Migue, y sabes que, cuando decido no confiar en alguien, es muy difícil pensar en mis oportunidades a menos que tengan una razón por la cual yo debiere hacerlo.

Mi amigo, desde allí inició todo, esa mujer aparecía y yo simplemente la quería «desaparecer de la faz de la tierra«, tal vez por rabia del momento, solo sé que no la quería ver a 5 metros a la redonda de la gente que me importaba, en especial de Alexander. Tal vez le di mucha importancia, a tal punto de que, en el momento de volver con Alexander, ella fue la causa de la primera pelea que tuvimos, pues yo no la quería ver y menos en el perfil de mi novio en la famosa red social, apareciendo con su “cariñito por aquí y cariño por allá” refiriéndose a él, y sabes que, cuando algo me molesta, no lo tolero cerca mío.

Espero, Migue, te acuerdes del día que nos encontrábamos en el instituto sentados y te comente sobre dicha historia, de las tantas razones por las cuales esa nena no era bien vista por mis ojos: Una persona inestable emocionalmente, con necesidad de afecto, atención, con una necesidad gigante de que la vieran linda, de verse inocente ante la vista de los demás, de generar lastima y que, con cada palabra que decía, el mundo le comentara mil cosas y ella se vanagloriara de palabras banales que solo decía para crecer el poco ego y autoestima que dice tener.

Después de muchas peleas con Alex, al fin la saco de su grupo social, ya no hablaba con ella y no te mentiré, sí me hizo feliz… O bueno, al menos me tranquilicé un poco, sin embargo no perdía su rastro, no sé por qué, pero al final se terminó metiendo en un grupo que yo si quería de verdad, posiblemente el primero durante demasiado tiempo y cuando quiero a alguien o algo, busco su bienestar, cosa que se lo hice saber a ella y espero que tú comprendas que perteneces a ese grupo siempre que desees hacerlo.

Paso mucho tiempo después y bueno, al parecer no toleró que Alma se volviera novia de Pablo, el ex novio de ella, y vuelve y juega, la nena ataca a mi mejor amiga, le manda indirectas entre sus palabras y le hace la vida imposible a través de Pablo, quería «volverla trizas» de nuevo, había tocado a la segunda persona ajena a mi familia que me importaba y no me interesaba que le hiciera más daño.

Sofía le metió cizañas, pensamientos rotos, perspectivas a Pablo sobre quién era Alma, claro, para hacerse la víctima y la buena mujer, la niña que todos atacan cual bestias lo sabe a la perfección, lo que no muestra, eso sí, es como ella muestra su segunda cara, esa cara de maldad, de destrucción y de venganza sobre alguien por, simplemente, tener mejores cualidades que ella… Y la empieza a destruir con palabras y comentarios que tal vez, mataban a la persona.

Mi amigo, ambos sabemos cuán fuerte y peligrosa es la lengua y ambos sabemos manejar las palabras, tanto para construir como para destruir, y sé que con estas palabras, tal vez, he «asesinado» la imagen de santa que ella ha creado en ti, pero sabes que no soy del estilo de personas que se guarda el madrazo y las verdades, yo digo lo que tiene que decir y estoy dispuesta a que se devuelvan, sé esperar mi karma si es que se debe devolver cuando se trata de decirle las cosas a mi amigo.

Continuando, la “damita”, como trataste de hacérmela ver, en busca de su “Vendetta” se mete con John, otro amigo nuestro, o al menos sigue siendo amigo mío, y también recibió sus cuantas palizas y palabras de mi parte para cuando lo hizo, fue… Casi que el mismo proceso… La nena se hace la victima ante el mundo, te emboba la mente, se “entrega a tus brazos” y espera que alejes a personas como Alma, y como yo, que buscamos protegerte con razones, que casi que nos mandes a comer de la que sabemos, que ocurran peleas mientras ella se sienta en su trono oscuro y lleno de maldad a ver como regresas con la cabeza abajo diciéndole “ama mía” después de haber metido al calabozo a quienes solo quisieron alejarte del peligro.

Si viste películas animadas antiguas, habrás de recordar a aquella reina y su manzana… ¿Verdad?

Hombre, después de las conversaciones que tuvimos, después de que habías probado mis habilidades para decirte “no me agrada» o por el contrario, «me agrada X persona”, no creíste en mí, nuestros pensamientos podían ser contrarios en nuestras perspectivas profesionales, pero si de algo estaba y siempre estaré segura es de las cosas que digo contra una persona. Yo no digo las cosas porque me parecen lindas, digo las cosas porque veo la realidad y esta vez yo busqué protegerte contra ella, ya que apenas John terminó con ella yo misma fui a hablar con él sobre todo lo que había ocurrido y sigue ocurriendo.

No es la mujer buena que piensas, los problemas que tuvo que enfrentar nuestro amigo no se los deseo a nadie, Alma misma me llevo a la casa de John para que el me dijera “ Kathe, perdóname, fui un estúpido al no haberte escuchado, no sé cómo caí en las fauces de esa mujer”, yo solo acepté, lo abracé y empezó a contarme cada una de las faltas que ella cometía contra alguien, en especial sobre él, siendo su novio, y sobre la que ahora es necesidad de cobrar venganza en contra de John por estar de nuevo con Alma, con uno de sus amigos más allegados… TÚ.

Sabía que era vengativa, apenas me doy cuenta de qué tanto… No espero que sufras, espero que abras los ojos pronto, me hará falta platicar con alguien con cabeza para muchos temas y seguir hablando juntos sobre la Luna mientras te fumas tu cigarro y yo me tomo mi jugo.

Cuídate mucho y, por favor, si vas a volver, procura que esa mujer ya no pertenezca a tu vida, no deseo que ella sepa tan siquiera mi nombre, si la va contra ti y se pone a chillar, así como lo hizo y sigue haciendo con John, descuida, sé que Alma y yo funcionaremos en pro de seguirle mostrando a las personas que los rodean qué sucede en realidad… Por cierto, ella no tiene que saber sobre estas letras, supongo que el día que yo tenga que hablar con ella, será porque Alexander me obligue a decirle las cosas como son y espero que ni tú ni nadie se meta en esa conversación.

Atte.: Alguien que sabe cómo manipular, que sabe leer las letras, que confía en su intuición y que espera recuperar a su viejo y cuerdo amigo.

Un abrazo.

Con cariño,

 

Katherin.»

305849[1]

¿Qué tan caótica puede tornarse una situación como para pedir disculpas por ello antes de que ocurra?

¿Cómo puede equivocarse tanto una persona, para no ver la forma en que su «castillo de naipes» se derrumbara por sí solo?

Lo cierto es que Miguel no tenía palabras para esto. Sólo pequeñas gotas de tristeza que quedarían detrás de sus ojos.

Aria recibió esta carta tres días antes de que Katherin misma cortara todo lazo con él.

Por haberla escrito, y haberle expresado tanto, el Migue estaría eternamente conmovido y agradecido con su Kathe, y aún más con su más sabia amiga, por escoger tan preciso y maravilloso momento para entregarla.

Sólo en esa cantidad de tiempo hubiera adquirido la sabiduría suficiente para entender su significado, y ver la verdad detrás de ella.

Y la verdad os hará libres…

2 respuestas

  1. la verdad os hara libres…digale eso al de matrix que traicionó para volver a ser conectado y olvidar la VERDAD
    el punto es que solo lo hace a uno libre dependiendo de cual es dicha verdad, porque a veces es mejor una dulce mentira que una horrible verdad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.