Emsora recomendada: Veracruz Internacional! Escúchala aquí!
play_circle_filled
pause_circle_filled
volume_down
volume_up
volume_off

13 de Junio de 2016: Un método de-mente (Parte 3)

Mi ciclo para este semestre ha llegado a su fin. El último esfuerzo fue máximo… Por lo que me siento aliviado.

Después de varios esfuerzos para mantener mi concentración, algunos infructuosos, por supuesto, el Viernes pasado fue la epítome del agotamiento, luego de que el objetivo «Terminar el trabajo de ‘Computación Blanda'» se cumplió.

Pero lo importante de asignarle un objetivo a mi mente no es el objetivo en sí, sino las restricciones subsecuentes, ¿Verdad?

  1. La serie de algoritmos realizados debe dar los resultados esperados (O, al menos, llegar lo más cerca posible a los mismos).
  2. El trabajo se debe culminar en menos del tiempo requerido para su realización, para poder dar tiempo a la elaboración del informe final.
  3. Cualquier posible distracción debe ser evitada a toda costa.
  4. No debo parar por ninguna razón hasta terminar con mi trabajo

insanity

 

Sí… Esa fue mi perdición…

Hay que poner todo esto en contexto: Estaba yo lejos de casa, en mi bar favorito, refugiándome de la lluvia… Entre otras cosas… Hasta que mi madre me llama y me dice que mi compañero de trabajo me estaba esperando.

Obviamente lo recordaba, aunque no pudiere ser creíble a veces. Había quedado de encontrarme con él para realizar este trabajo y el trato era que nos encontraríamos en mi casa, donde podíamos trabajar bien, ahora que había encontrado el método. De cualquier manera, la lluvia no me dejaba pedalear mi camino hasta mi casa y… Bueno, cuando la lluvia cesó finalmente, mi regreso fue endemoniadamente rápido.

Así que ahí estaba, sudando como el que más, frente a la misma computadora desde la cual te escribo ahora, mi querido lector, encontrando el enfoque adecuado para terminar rápidamente. Entonces planteé el objetivo, y las restricciones. Luego, mi mente fue por sí sola hasta donde más pudo…

No debo parar por ninguna razón hasta terminar con mi trabajo…

No debo parar por ninguna razón…

… No debo parar…

 

 

 

Cuando me acosté a dormir, eran las 6:30 de la mañana.

No tienes idea, mi querido lector, cuán cansado estaba. Estaba «Zombificado», si tal palabra existe.

… Pero valió la pena…

… Misión cumplida…

 

 

 

 

Ayer, mi querido lector, revisé las notas, viendo cómo nos había ido.

No sabía en qué había terminado nuestro trabajo, sabía que no era perfecto, pero nada más…

 

 

 

 

 

 

Me levanté de la silla y di un par de brincos. Luego, volví a la serie que me encuentro viendo actualmente.

Y ahora te escribo, mi querido lector… Porque quiero que tengas esta lección, la misma que un profesor y gran amigo me dio en algún momento de mi vida.

«Entre más dura sea la pelea, mayor la satisfacción de la recompensa».

 

 

 

4.5

 

fuck yea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.