Emsora recomendada: Veracruz Internacional! Escúchala aquí!
play_circle_filled
pause_circle_filled
volume_down
volume_up
volume_off

Vislumbro,
en esta húmeda noche,
la traslúcida cordura
que dejaron sus ojos
al clavarse en lo profundo
de mi inconsciencia.

Trato de comprender
la intrincada maraña
de revoloteados hilos
que conforman
esa telaraña laberíntica
que llamamos «sociedad»…

¿Cómo decides
el curso de tu beso
por palabras delirantes
en medio de un banal sueño?

¿Cómo puede ser
que la verdad de tu alma
puede destruir
la calma y la paz
de un corazón que,
de por sí,
ya está turbado?

¿Cómo puedes amar
una idea y una sombra,
Una vapórea ilusión?

Entre quimeras
y patéticos desvaríos
camino las lozas rotas
del pavimento 
bajo mi mundo…

… Veo espejismos,
crisálidas de luz torneada
en la distancia,
abrazos disipados,
viento barato
y maloliente
del tosco diario vivir.

Y pienso en aquella figura
que ha abandonado ahora
el camino que nunca
pude darle.

Levanto la taza,
sonrío a la impresión
que su rostro ha dejado
sobre mi barato
remedo de memoria.

Recuerdo de dónde llega
la infinitesimal colección
de alegrías y tristezas
que me permiten opinar,
y entiendo al fin esa inmisericorde pregunta
que ha hecho marañas
en mi cabeza de alcornoque.

¿Cómo rayos dejo
de hacer daño
a mi alrededor,
sólo por ser yo?

«Y ando de cara al sol pa’ no olvidar
de dónde viene la sabiduría»…

Entre humo, sonidos muertos,
bebidas dulces
y despojos humanos,
entre lágrimas secas
y sonrisas ahogadas
por una vida entera de traumas
deseo, mujer intrínseca,
que nunca dejes de soñar…

… Brindo por ti. En silencio.

Brindo, sin dejar mi sonrisa
toscamente escondida
por los suspiros cósmicos
de locura,
por el regalo que escondiste del mundo
en la orilla del dominio
de todas mis voces.

Deseo tu camino de rosas,
mi sendero de rocas,
y perpetuo, perenne,
a mi compañera errante,
mi soledad.

Adiós te digo,
al son de algún programa barato
en un bar de mala muerte,
con agua de zapato simulando ser café
y deseos de felicidad como único discurso,
con la locura de mi alma
golpeando mi taza
y una hermosa historia
guardada para la posteridad
del dominio privado de mi mente…

Un paso más…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.