Emsora recomendada: Veracruz Internacional! Escúchala aquí!
play_circle_filled
pause_circle_filled
volume_down
volume_up
volume_off

Ojos de Serpiente: Desvarío

Todo lo que llegara a suceder en aquella famosa red social era tomado como una certeza absoluta por parte de Sofía, quien jamás logró concebir alguna otra manera de entender la realidad.

Para ella todo lo que aparecía en su bandeja de entrada era más que real. Sólo tomaba una broma pesada bien puesta en su sitio para sacar de casillas a la pobre mujer, que no dudaba en poner el acostumbrado «grito en el cielo» cuando algo no le gustaba, sin importar su simplicidad o insulsa trascendencia.

Era asombrosa para Miguel la forma en que, por medio de lenguaje burdo y palabras tan simplistas como ofensivas, ella podía convertir una charla amena y divertida en un auténtico dolor de cabeza, sólo con opiniones insensatas que ella consideraba la verdad. Al igual que los tiernos y bromistas comentarios que podría extraer de su cabeza y colocar en su propia página de perfil, segundos después inclusive.

… O, como sucedía casi todo el tiempo, expresiones trascendentales, e intentos de ver el significado de la vida en una cáscara de nuez.

 
 

De cierta manera, el sufrimiento es elección, estoy de acuerdo. El tiempo y la persona que acusó tendrán que aceptar que aquella mujer sensible, desequilibrada, ridícula y extremadamente sentimental se convierta, se vista de valor, de fuerza, que sea la dama de Hierro que muchos temían…

 

Ser bueno no es sinónimo de ser idiota. Ser bueno es una virtud que algunos idiotas no entienden. Para algunos, con amor.

 

En la vida se debe tener presente esto: la única manera de salir adelante es fijando la atención en lo realmente importante, UNO MISMO.

Ser una persona con objetivos claros, estudiar primero y después formar, si hay de donde y con quien formar, un lindo hogar, claro está, si HAY CON QUIEN, si no, es mejor seguir el camino SOLO(A).

Cuidando la salud tanto emocional como física, es de suma importancia estar equilibrado en esto, porque si vas a ir al trabajo y caer como pollo al piso no sería tierno.

Reconocer la humildad, que es una de las virtudes más grandes del ser humano, construir día a día con éxito lo que deseamos pero sin presumir que podemos llegar más alto que de enseguida.

Y tener en cuenta que si a ese ser que has querido tanto ni te determina es porque encontró o siempre ha tenido alguien con mejores actitudes que tú y que tu vida a él le vale nada. Por eso, es mejor no aburrirse ni sentirse menos porque esa persona no mira, o no habla de tus intereses, porque es obvio que con los de él es más que suficiente y tristemente es así, o no tristemente, afortunadamente .. Por qué así te da la mejor lección del mundo, el de ser uno mismo y amarse por sobre todas las cosas.

Y otras cositas mas pero… no quiero decir tantas cosas.. Feliz noche a todos!!!

 

Soy consciente de que debo aprender demasiadas cosas.

 

Una vez alguien me dio un consejo que no he querido ni podido olvidar nunca: no corras detrás de alguien que sabe dónde estás, ni siquiera por una exigencia moral. Cuando pregunté por qué debía ser tan radical con mi forma de actuar, lo que me contestaron me ha servido para abrir los ojos en muchos momentos de mi vida.

En primer lugar, me dijeron, ‘no corras detrás de nadie, ni siquiera detrás de ti mismo, porque nadie necesita a alguien detrás, necesita a alguien al lado‘. Después, me afirmaron: ‘si ya no te aporta nada, déjalo ir porque si aún tiene algo que ofrecer a tu día a día, no hará falta que se lo supliques’.

 

Si entendiéramos que la solución a muchos problemas es decir la verdad, así nuestras mejillas se pongas rojas de la pena. Es mejor decirla, sentirla y expresarla. ¡¡Por que es muy maluco ser un idiota útil para esa persona y no un ser humano útil para la sociedad o para generar cambio!!

 
 

¡Ay del momento en que Miguel no contestara alguna de las cosas que decía ella en su espacio, al menos conversándolo con ella en privado! Aún hoy, el lo recuerda con amargura. «Si no te interesa lo que pienso, es porque no te intereso, y si no te intereso, no tienes nada qué hacer aquí, ¿O.K.?», era la más pequeña de las respuestas que el pobre hombre podía recibir de ella. Luego, lo hacía público.

Y era peor si, por una u otra razón, él dejaba de escribirle un mensaje, al menos cada tres horas en el día regular. La discusión era monumental.

  • ¿Oye, por qué no me has hablado? ¿Es que no te intereso?
  • Cariño, no es eso…
  • Si no te intereso entonces vete, no quiero perder mi tiempo.
  • Pero, Sofía, si no te escribo es porque estoy ocupado. No puedo mantener mirando mi perfil, no tengo tiempo para estar pendiente de la pantalla de un disposit…
  • ¿Entonces no tienes tiempo para mí?
  • Nunca he dicho eso, no pongas palabras en mi boca, por fav…
  • ¡Cómo te atreves! ¡YA BASTA! ¡Deja de ser tan soberbio, y tan prepotente y tan arrogante! ¿Cómo puedes pensar que yo me estoy inventando cosas? ¿Quién te crees que eres? ¡Yo siempre digo la verdad, yo soy una buena mujer!
  • No puedo creerlo… Sofía, ¡sólo déjame estudiar en paz!
  • ¡Claro, ahora no te dejo en paz, ahora te salí a deber! ¡Pues ahora te dejo en paz!
  • Sofía, tampoco es eso…
  • ¿Sofía?

Luego, la reacción era pública, como ella solía hacerlo…
 

Solo el verdadero amor, así este con la agenda llena trata al menos de escribir un mensaje de buenos días, en días de invierno o en un imponente verano.

 

Y luego, cinco minutos después, los cambios súbitos de humor de aquella mujer bizarra atacaban de nuevo.

  • ¿Estás ahí?
  • Dime…
  • Perdóname.
  • La verdad, ya no sé de qué forma hablarte.
  • No entiendo.
  • Si te escribo es malo, si no lo hago también, si opino te molestas y si no lo hago es peor. ¿Qué… Cómo quieres que me comporte contigo?
  • Sólo compréndeme, ¿O.K.?
  • Eso intento, pero es tan difícil a veces…

Cualquiera que echare una ojeada a su perfil encontraría todo tipo de mensajes contradictorios. Algunos, de corte político, otros con un tinte ambientalista. Algunos replican frases de escritores de auto-superación, y así sucesivamente, pero de tanto en tanto se replicaban las mismas dos constantes.

Una eran fotografías de sí misma, con mensajes que poseían alguna suerte de idioma poético y mala gramática.

La otra, eran mensajes de reprimenda y odio. Y el objetivo, era siempre el mismo…

 

… John.

 
 
 

Y lo diré por que no me da temor publicarlo…. La gente ingrata, que abandona por que prefirió creer en terceros, sintiendo aun deseo por aquella persona, NO vale nada….que nunca luche por hacer sentir bien a la persona que supo quererlo con sus defectos, a este no se le llama humano…

Siempre fue un lobo vestido de oveja…. John, tragedia de la que el alma de esa dama está salvada por completo.

enigma-wallpaper-1024x640[1]

Sin duda, un desequilibrio. Él lo sabía. Pero no lo inquietaba tanto como esa cantidad de detalles inevitables que podía notar cada día que pasaba a su lado. Como, por ejemplo, que su atuendo siempre llevara elementos repetidos. Desde los colores hasta algunas de las prendas. Ella, simplemente, no las cambiaba…

… Incluso, su ropa interior…

Sin embargo, algo sí cambiaba constantemente.

 
 

En la famosa red social tienes un espacio para ti, al que bautizas con el nombre que prefieras, al que le colocas la imagen que más te guste y el fondo que más te satisfaga. Este lugar es tu perfil.

Es normal que la apariencia de cada perfil cambie de vez en cuando, dando a entender el deseo de su dueño de renovar la información personal que quiere que sea expuesta.

… Pero… ¿Tantas veces en tan poco tiempo?

 
 
 
 
 

Miguel llegó a pensar que Sofía cambiaba tantas veces su fotografía en aquella red social, como veces no cambiaba esos aspectos de su apariencia personal en la vida real.

Deja qué pensar. Y él, acostumbrado a escribir sus pensamientos en trozos de papel para su propia posteridad mental, no dejó de dejar plasmada su opinión al respecto.

 

Ella, es un perpetuo laberinto

en medio del cual

las voces de aquellos susurros

disonan, se entrelazan

de maneras que, tal vez,

jamás podré comprender…

 

Un acertijo,

lleno de surcos,

callosas pieles

y miradas perturbadas,

acciones inconclusas,

incongruentes,

incomprensibles…

 

Frustrado,

enfrento mis demonios

con su sola presencia,

batallo de frente

contra la más ruin de todas

mis desdichas.

 

No sé cómo eres.

No sé por qué eres.

No sé…

 

Me entrego, de plano,

a la errática vacuidad

de mis actuales circunstancias,

te asumo, mujer digital,

toco tu fotografía de carne,

miro tus ojos cambiantes,

de sepia a gris,

de gris a verde,

de verde a ceros,

a unos,

a ceros…

 

No dejo de contemplarte,

en medio de tu vesania,

tu cuántica singularidad,

y por mi mente la ira y mis voces

por siempre han de recordarme

que sigues siendo la más ruin de todas

mis desdichas…

 

… El recuerdo de un memento,

disonante en mi cabeza

de maneras que, tal vez,

jamás podré comprender…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.