Emsora recomendada: Veracruz Internacional! Escúchala aquí!
play_circle_filled
pause_circle_filled
volume_down
volume_up
volume_off

Letras Rojas y Negras

1.

Sólo pensando en el inequívoco calor
que enciende nuestras sábanas,
nuestros poros,
nuestro aliento…

Aún desde tierras lejanas,
en inútiles peregrinaciones,
mi mente ama a los demonios
que has plasmado entre los pliegues de mi piel,
y bombean sangre hacia mi verga ansiosa…

Aún desde el tiempo y la distancia,
mis sueños te toman con brío y fuerza,
y mis fluidos, que tocan la piel que imagino penetrando,
encienden aún más mis profundos anhelos
de entregarme a los principios de la lujuria…

 

2.

Quiero ser perversa contigo,
quiero hacer mil locuras con tus labios,
ponerles miel, dulce, caramelo,
y comérmelos lentamente
y saborear poco a poco cada parte de tu ser,
hacerte humedecer la mente y follarte el pensamiento..

Pero deseo y quiero que,
por un día tan sólo,
no seas bueno.

Quiero que seas un niño malo,
que tu mirada se transforme por ésta noche
en una mirada de perverso,
que tus labios calientes
se coman y saboreen los poros de mi piel,
amarrarte a mi cama
y hacerte comprobar que
no siempre es mejor ser un buen hombre ,
que sientas lo que es arder en el infierno
y, al mismo tiempo, me enseñes que se siente disfrutar ir al cielo…

Susurrarte al oído palabras sucias y provocativas
que causen en ti el deseo
de entregarte a mí por completo.
Que sientas los más indecentes deseos de mis labios y mi cuerpo,
llevarte al infierno y hacerte saber que ahí se disfruta lo más excitante,
lo mas prohibido del placer,
hacer todo lo indecente,
que tú me lleves al cielo,
que penetre mi paraíso
y disfrute de la lluvia entre tus piernas
cuando nuestros ardientes y lujuriosos cuerpos choquen
y nuestras miradas se fundan en una sola,
que hagamos todo esto mientras conocemos y disfrutamos
tu cielo y mi infierno.

Por «Dor Lust»

 

3.

Poseerte, mi delirio.

Como mueves tus caderas,
Como tus músculos succionan
mi virilidad, Engullen, envuelven,
aprietan mi verga exprimiendo, extrayendo mi néctar.

Cuan naufragó en el Mar de tu lujuria,
me aferro a tus pechos, a tus cabellos, a tus hombros,
Bombeo tu pelvis,
mis embistes son fuertes rabiosos,
salvajes gruñidos salen de mi energúmena garganta,
entre ahogos repito Eres Mía.

Mi sueño hecho realidad .
Te poseo, estoy dentro de Ti.

Mmmmmmmmmmm…

Siento el apretar de tus músculos pélvicos,
En cada embiste vigoroso pronunció tu nombre…
Tu levantas tus caderas, clavas tus uñas en mi espalda,
ese rico ardor que me hace tu demonio perfecto.

No pares me dices,
Mi Señor, no pares por favor,
soy tuya, no pares, haz de mí lo que quieras, no pares….

Por «Loki François»

 

4.

Mi piel se estremece
de sólo pensar
en lo que pasa
por tu mente voraz,
por tus agudos pezones,
por tu temblorosa vagina…

Y yo aquí,
dejando que mi imaginación
maneje mis manos
y blanquee mis ojos
imaginando la forma
en que tus piernas se aprietan,
en que agarras tus tetas,
en que tus nalgas rebotan
una y otra vez
mientras el calor calla por completo mi pens…

 

5.

Bebed, infame súcubo,
del místico elixir que la sangre ha creado en mi erección.
Tomadlo, bebedlo, metedlo en tu interior,
bañad tu piel con él,
porque éste es mi sexo,
que ha sido entregado para ti…

Callemos la luz del mundo con nuestra lujuria,
convirtamos nuestro aliento
en una sola llamarada,
que el sudor inunde
éstas viejas sábanas
y una nueva magia surja…

Que, corrompidos,
se toqueteen los ángeles,
que, envidiosos,
los demonios les seduzcan,
y que nuestra profunda oscuridad
ilumine tan alto y tan fuerte
que un nuevo evangelio se escriba
con cada uno de nuestros besos,
con cada una de mis embestidas
en vuestros cuerpos ansiosos
y con cada uno de vuestros dedos
entrando entre vosotras…

Y, así, al final de todas las cosas,
En medio de jadeos y gritos,
nos entreguemos unos a otros
en una nueva esencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.